Archivo de la categoría: Varios

ENSEÑA COMO UN PIRATA (7/7): ENTUSIASMO


Hay muchas semejanzas entre la labor de un docente y la labor de un actor. Sería impensable que un actor saliese a escena con mala cara. Del mismo modo, el docente hará lo posible por evitar que las dificultades de su vida privada invadan el aula. Por eso esta es una parte clave del desempeño: hacer lo posible por estar bien cuando llegamos al centro y ser conscientes de que también estamos actuando, de que nos pagan por hacerlo.

En positivo, se trataría de descubrir en qué área destaca cada uno. Tener una zona de confort conocida, en la que podemos estar seguros de que controlamos la situación puede servir de cobijo en los días en que notamos más el peso del cansancio, quizá de la rutina, o hemos sufrido un revés. Cuando venga el momento difícil, será la ocasión de buscar refugio en esa zona de confort.

Una idea que aparece en el libro y que puede llegar a dar seguridad -al menos a Burgess le sirvió- es “actuar como si…”. En aquellas facetas docentes que quieres mejorar y te cuesta especial esfuerzo lograr avances, actúa como si ya hubieras conquistado esa meta. Sigue intentándolo hasta que lo consigas sin dejarte hundir por el fracaso. Esto me trae a la cabeza la mentalidad de crecimiento de la que tanto habla Carol Dweck. Es una idea que tiene un tinte también de psicología positiva, pero realmente desborda sentido común.

Evitar centrarse en pensamientos negativos, destructivos, es clave si se pretende un avance. Si buscamos con esfuerzo el lado positivo de cada circunstancia, cada situación en que nos encontremos -por dura que resulte- nos servirá como de germen para crecer. Siempre mejorar, siempre aprender, siempre continuar.

Burgess concluye su libro sugiriendo a sus lectores que se conviertan en un rayo de alegría, rechazando el aburrimiento, la rutina y la pasividad. Pienso que es una llamada a ser proactivos y a estar en continuo aprendizaje.

¿No es eso para lo que un día decidimos dedicarnos a la enseñanza?

Enseña como un pirata (5/7): PREGUNTA Y ANALIZA


Se suele decir que las preguntas que hacemos de alguna manera determinan el tipo de respuestas que recibiremos, así que no está de más pararse a preguntarnos cómo son nuestras preguntas y qué esperamos de las respuestas. Si tu pregunta es correcta y engancha al alumnado, sus cerebros no pararán hasta que hayan dado con la respuesta. Les tendrás enganchados a la clase. Como siempre, y en todo, es un arte que se aprende. Pero es un arte en cuyo dominio nos jugamos mucho, teniendo en cuenta que compartimos profesión docente. Saber preguntar, saber escuchar. Puede llegar a resultar agotador, sobre todo si consideras que tendrás que hacer un trabajo duro, con la atención dirigida al proceso de enseñanza aprendizaje, tratando de plantear siempre las preguntas correctas. “Tratando” no es “consiguiendo”. Es un proceso. Algunas ideas que suelo utilizar yo son:

Aprender a escuchar

Es un tema al que le vengo dando vueltas desde hace tiempo, y que quizá se merezca un post independiente, quizá actualizando el que escribí en el verano de 2013. A veces nos preocupamos mucho de las respuestas de los alumnos y ni siquiera nos planteamos que a lo mejor es que estamos preguntando mal. O que, quizá, lo que tenemos que hacer es callarnos y escuchar. Simplemente.

Parte importante del saber escuchar viene del conocerse, de saber cuál es mi situación real y en qué cosas he de desarrollarme más. Una idea interesante que aparece en las primeras páginas del libro que estoy leyendo en estos días (“El coraje de enseñar”, de Parker J. Palmer), es que el docente no tendrá nada que comunicar si no se conoce, si no tiene clara su identidad. Al no conocerse a sí mismo, tampoco podrá conocer con claridad a los demás. Si no conoce a sus alumnos, no podrá enseñarles. Y si no puede enseñarles, ¿qué hará?. Esto es algo que nos pasa a todos. Con lo cual, la actitud más inteligente puede ser la de buscar momentos a lo largo del curso, del trimestre, de la semana, del día, en los que detener todo para reflexionar. Os dejo la cita completa:

El Entorno Personal de Aprendizaje (PLE)

Habrás oído hablar del PLE (entorno personal de aprendizaje). No es más que una forma bonita de denominar cosas que ya haces y explicitarlas poniéndolas por escrito. Por ejemplo, sigues a cuentas de Twitter, estás suscrito a boletines de noticias de diferentes sitios web… El objetivo es que reflexiones sobre cuáles son las fuentes de las que estás bebiendo en la actualidad. Todo esto tiene una vertiente interesante que se apoya en la comparación: ¿cuáles son los elementos fundamentales del entorno personal de aprendizaje de tus colegas de trabajo? Cuando alguien te recomienda ver o leer algo, ¿lo anotas en algún sitio?

¿Formal o Informal? Lo que quieras

Dedica tiempo a ver conferencias o a asistir a formaciones en las que puedas ver a auténticos expertos en el arte de preguntar y sírvete de sus ideas. La formación para docentes es hoy más fácil que nunca. No solo la “oficial” que se recibe a través de los centros de profesorado, sino la informal, la no reglada. ¿Escuchas podcasts de educación? ¿Cuánto tiempo hace que no ves una charla TED realmente inspiradora que te haya hecho replantearte el modo en que estás haciendo algo en la actualidad? … ¿Y el último libro que leíste sobre tu trabajo? La lista de preguntas podría continuar y hacerse infinita.

El papel de las redes sociales

Usa las redes sociales con conciencia. Son una fuente de información e interacción valiosísima que has de conocer y trabajar a fondo. Anualmente hay exitosos encuentros de profesores (EABE, por ejemplo). Pero en el día a día corremos el riesgo de estar en contacto y compartir solo con los docentes que tenemos a nuestro alrededor. Y esto es bueno, pero es poco. Seguir a docentes de tu materia o etapa educativa en las redes sociales te hará ampliar tu horizonte, buscar posibles colaboraciones (por ejemplo, el proyecto #artemedieval, o #MujeresHistóricas). Personalmente pienso que la mejor herramienta para esto es Twitter, en concreto el uso de las listas de usuarios me parece muy útil y es algo que han mejorado en las últimas actualizaciones de la plataforma.

En definitiva, te recomiendo que te hagas con tu grupo de docentes y constituyas tu #ClaustroVirtual o te unas a uno ya existente dentro de tus intereses. El mío es éste. Usa Twitter, Telegram y ¡adelante! Puedes buscarnos en Twitter por el hashtag #ClaustroVirtual.