Enseña como un pirata (6/7): TRANSFORMACIÓN


Dicen que para transmitir un mensaje, es necesario ocupar un lugar en la mente del destinatario. En su libro Enseña como un Pirata, Burgess propone “ser tan diferente y excepcional que hablen de ti“. En post anteriores hablamos de esto, pero en este lo simplificamos a fijarte un objetivo, un estándar, y ser coherente con él: haciendo lo posible para no traicionar tus ideales, nunca.

Hay autores, compañeros, gurús, formadores… hay muchos para los que educación es sinónimo de ambiente serio, adusto. Para ellos no cabe pasarlo bien dentro de un aula. Personalmente, si me tengo que levantar cada mañana, intento que sea para disfrutar con mi trabajo. Aunque a lo largo del día nos crucemos con personas con mala cara, pienso que la sonrisa aporta. Trabajar en un ambiente alegre no tiene nada que ver con aquellos lugares tóxicos de malas caras.

Pasarlo bien en el trabajo tiene la capacidad de transformar. Saber reírse, disfrutar, pasarlo bien, ver lo positivo, disfrutar cada momento. Son actitudes que nos pueden llevar a aprender a aprovechar las ocasiones que se presenten para difuminar la línea que separa la educación del entretenimiento: porque sí que es posible pasarlo bien mientras se aprende. Y viceversa: es posible -y añadiría que necesario- pasarlo bien mientras se enseña.

Es posible -y añadiría que necesario- pasarlo bien mientras se enseña.

Piensa en tu aplicación de navegación. Cuando no tomas la ruta indicada, reformula, replantea, recalcula, cuantas veces sea necesario, pero lo importante es que llegues al destino que has introducido.

Photo by Myles Tan on Unsplash

Puede que tengas alumnos antisistema en clase. Pueden ser antisistema de forma natural o que les haya ocurrido algo que les haga estar reacios a a tus propuestas. En este punto, tengo que decir que nunca me he encontrado con alumnado antisistema (puede que lo haya, pero no lo conozco). Si que he tenido en clase a alumnos con problemas en casa; en algún caso, problemas serios.

En cualquier caso dependiendo de la información que tengas deberás decidir si dejar pasar esa actitud más pasota o afrontar directamente el problema. Lo interesante, una vez más, es saber qué haces tú para evitar esa situación. ¿Qué puedes hacer por ganarte a tu alumnado? Si anteriormente has logrado ganarte su confianza, podrás transformar esa actitud negativa. En caso contrario serás incapaz de romper esos prejuicios hacia la tarea.

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

Enseña como un pirata (5/7): PREGUNTA Y ANALIZA


Se suele decir que las preguntas que hacemos de alguna manera determinan el tipo de respuestas que recibiremos, así que no está de más pararse a preguntarnos cómo son nuestras preguntas y qué esperamos de las respuestas. Si tu pregunta es correcta y engancha al alumnado, sus cerebros no pararán hasta que hayan dado con la respuesta. Les tendrás enganchados a la clase. Como siempre, y en todo, es un arte que se aprende. Pero es un arte en cuyo dominio nos jugamos mucho, teniendo en cuenta que compartimos profesión docente. Saber preguntar, saber escuchar. Puede llegar a resultar agotador, sobre todo si consideras que tendrás que hacer un trabajo duro, con la atención dirigida al proceso de enseñanza aprendizaje, tratando de plantear siempre las preguntas correctas. “Tratando” no es “consiguiendo”. Es un proceso. Algunas ideas que suelo utilizar yo son:

Aprender a escuchar

Es un tema al que le vengo dando vueltas desde hace tiempo, y que quizá se merezca un post independiente, quizá actualizando el que escribí en el verano de 2013. A veces nos preocupamos mucho de las respuestas de los alumnos y ni siquiera nos planteamos que a lo mejor es que estamos preguntando mal. O que, quizá, lo que tenemos que hacer es callarnos y escuchar. Simplemente.

Parte importante del saber escuchar viene del conocerse, de saber cuál es mi situación real y en qué cosas he de desarrollarme más. Una idea interesante que aparece en las primeras páginas del libro que estoy leyendo en estos días (“El coraje de enseñar”, de Parker J. Palmer), es que el docente no tendrá nada que comunicar si no se conoce, si no tiene clara su identidad. Al no conocerse a sí mismo, tampoco podrá conocer con claridad a los demás. Si no conoce a sus alumnos, no podrá enseñarles. Y si no puede enseñarles, ¿qué hará?. Esto es algo que nos pasa a todos. Con lo cual, la actitud más inteligente puede ser la de buscar momentos a lo largo del curso, del trimestre, de la semana, del día, en los que detener todo para reflexionar. Os dejo la cita completa:

El Entorno Personal de Aprendizaje (PLE)

Habrás oído hablar del PLE (entorno personal de aprendizaje). No es más que una forma bonita de denominar cosas que ya haces y explicitarlas poniéndolas por escrito. Por ejemplo, sigues a cuentas de Twitter, estás suscrito a boletines de noticias de diferentes sitios web… El objetivo es que reflexiones sobre cuáles son las fuentes de las que estás bebiendo en la actualidad. Todo esto tiene una vertiente interesante que se apoya en la comparación: ¿cuáles son los elementos fundamentales del entorno personal de aprendizaje de tus colegas de trabajo? Cuando alguien te recomienda ver o leer algo, ¿lo anotas en algún sitio?

¿Formal o Informal? Lo que quieras

Dedica tiempo a ver conferencias o a asistir a formaciones en las que puedas ver a auténticos expertos en el arte de preguntar y sírvete de sus ideas. La formación para docentes es hoy más fácil que nunca. No solo la “oficial” que se recibe a través de los centros de profesorado, sino la informal, la no reglada. ¿Escuchas podcasts de educación? ¿Cuánto tiempo hace que no ves una charla TED realmente inspiradora que te haya hecho replantearte el modo en que estás haciendo algo en la actualidad? … ¿Y el último libro que leíste sobre tu trabajo? La lista de preguntas podría continuar y hacerse infinita.

El papel de las redes sociales

Usa las redes sociales con conciencia. Son una fuente de información e interacción valiosísima que has de conocer y trabajar a fondo. Anualmente hay exitosos encuentros de profesores (EABE, por ejemplo). Pero en el día a día corremos el riesgo de estar en contacto y compartir solo con los docentes que tenemos a nuestro alrededor. Y esto es bueno, pero es poco. Seguir a docentes de tu materia o etapa educativa en las redes sociales te hará ampliar tu horizonte, buscar posibles colaboraciones (por ejemplo, el proyecto #artemedieval, o #MujeresHistóricas). Personalmente pienso que la mejor herramienta para esto es Twitter, en concreto el uso de las listas de usuarios me parece muy útil y es algo que han mejorado en las últimas actualizaciones de la plataforma.

En definitiva, te recomiendo que te hagas con tu grupo de docentes y constituyas tu #ClaustroVirtual o te unas a uno ya existente dentro de tus intereses. El mío es éste. Usa Twitter, Telegram y ¡adelante! Puedes buscarnos en Twitter por el hashtag #ClaustroVirtual.

ENSEÑA COMO UN PIRATA (4/7): RELACIONES POSITIVAS


Continuando con “la inmersión” del post anterior, al haber más tiempo de contacto con el alumnado, se les puede observar más y dar más feedback, y esto es algo que les motiva, ya que les facilitamos una retroalimentación específica y clara sobre sus trabajos. 

Para fomentar aún más las ganas de estar en clase, he usado dos estrategias diferentes que por ahora están dando buenos resultados. Porque si falta la conexión con el alumnado puedes desesperarte y desesperar a tus alumnos. No trates de “enseñar desde la tarima”. Es mucho más atractivo si te sumerges con ellos en la tarea en vez de decirles desde fuera qué tienen que hacer. Y ese es el papel del feedback.

Engage & Connect: usando tickets en clase.

En fase beta (como siempre) y de diseño continuo. Básicamente se trata de pensar en conductas positivas que quieres reforzar y asignarle un valor en tickets. En mi caso -y por ahora- son: sacar el material nada más entrar en clase, esfuerzo por concentrarse en la tarea.

Idea práctica: Para evitar contrabando con los tickets, llevo un registro en una hoja de cálculo de cuantos tickets tienen, así sirve también de “copia de seguridad” por si alguien los pierde.

Conforme los alumnos van acumulando tickets pueden intercambiarlos por los siguientes premios (esta tabla, al igual que la idea, también está en beta):

30- Doble puntuación a la pregunta que elijas en el examen.

50- Tiempo libre para leer durante la clase.

20- Los 10 minutos finales de clase son de tiempo libre.

20- Elige la música que suena durante el tiempo de actividades.

30- Durante una actividad grupal, elige a todos los miembros de tu grupo.

20- Nota-resumen sobre actitudes positivas del último mes. 

30- Comparte tu talento (puedes hablar en clase a tus compañeros de un tema que te interese) / 60 second talk (esto es solo una sugerencia de formato). Por ahora, independientemente del formato, les dejo que cuenten lo que quieran ante sus compañeros.

10- Puedes contar un chiste a tus compañeros.

10- Durante esa clase puedes utilizar la silla del profesor.

40- Prórroga de 24 horas en la fecha tope de entrega de una actividad.

30- Organizamos en clase un Kahoot! para todos de contenido distinto al de la asignatura (normalmente eligen ellos el cuestionario que quieren hacer). 

Engage & Connect: Stickers.

De lo que se trata es de ofrecer el feedback de otra manera, de forma que resulte algo más atractivo para el alumnado. Empecé hace dos años con los postit de Tony Vincent. Se pueden utilizar como “exit tickets” o como simples mensajes motivadores (recomiendo leer el post de Rosa Liarte donde lo explica todo con detalle). El uso que le doy va cambiando, a veces los pego en el cuaderno tras una revisión, en un portfolio que entregan o sobre un poster que han elaborado, y en otras ocasiones se los pego en la mesa.  

Un año después, con la ayuda de una compañera pasé a las etiquetas adhesivas blancas que son más rápidas de hacer, y permiten la impresión a color. Utilices el sistema que utilices, lo que resulta clave es el uso de Bitmoji en paralelo ya que para el alumnado es divertido. Incluso vas cambiando el diseño porque siempre hay gente que empieza a “coleccionar” las sticky notes con los diferentes Bitmoji.

Enseña como un pirata (1/7): INTRODUCCiÓN


Tras la lectura de Teach Like a Pirate empecé a pensar en distintas formas de incorporar a mis clases algunas de las estrategias que propone Burgess. Realmente no consisten en hacer nada nuevo. Creo que se trata más bien de tomar decisiones conscientemente. En los próximos posts trataré de ir explicando qué estrategias utilizo en cada caso y seguiré la estructura del libro:

  1. Pasión.
  2. Inmersión en la clase.
  3. Relaciones positivas.
  4. Analizar y preguntar.
  5. Transformación.
  6. Entusiasmo.

Ideas para redactar un ensayo


Un producto final que suelo pedir con frecuente en mis clases es el ensayo. Es un formato que me gusta especialmente porque prepara a nuestros alumnos para bachillerato/diploma, y porque les sirve para estructurar sus ideas, aprender a argumentar y trabajar con conceptos…

“Me ha ayudado drásticamente en una de las cosas en las que más me cuesta, una estructura, una guía algo de lo que me pueda preguntar. Ese documento es como la llave que me abre la puerta a lo que tengo que escribir, sin eso no sabría ni cómo empezar ni cómo seguir.” Rafa.

Habitualmente el ensayo les resulta demasiado complejo, en parte por el mito de la dificultad que presenta, pero también porque en cursos anteriores han tenido pocas ocasiones de crear textos libres en el que expresen sus argumentos e hipótesis acerca de una cuestión. Con lo cual nos enfrentamos a alumnos con ideas, capaces de seguir un proceso de investigación, pero con dificultades a la hora de comunicar los hallazgos a los que han llegado.

Sinceramente, el documento con ideas para redactar un ensayo ha sido fundamental a la hora de escribir mi ensayo. Me ha servido para escribirlo siguiendo la estructura correcta y además gracias a la ayuda de los conectores que aparecen en el documento he conseguido que mi ensayo sea más profesional y mas interesante al leerlo. ¡Una gran ayuda! Clara.

Para ayudarles a enfrentarse a este reto, el año pasado elaboré esta lista de ideas para redactar un ensayo que os comparto. Siempre tienen acceso a ella y poco a poco la vamos mejorando con las aportaciones del departamento de Lengua y de los propios alumnos.

El documento para redactar un ensayo es clave a la hora de escribir cualquier ensayo, para cualquier asignatura. La explicación que proporciona para cada componente necesario para el ensayo proporciona un refuerzo excepcional como guía, y ayuda a mantener el detalle necesario en cada parte. Una gran herramienta, sin duda. Carlota.

En los comentarios puedes aportar tú también tus ideas y sugerencias para la mejora de este guión. ¡Gracias!

Thinking about the world