Inquietante cita…


¡Ah, una cosa más! No se preocupe, querida señora (podría añadirle yo hoy a esa mamá que, de generación en generación, no cambia), toda esa belleza en la cabeza de sus hijos no va a impedirle chatear fonéticamente con sus amiguitos en la red, ni mandar esos SMS que le hacen chillar como una rata: <<¡Dios mío, qué ortografía! ¡Cómo se expresan los jóvenes de hoy! Pero ¿qué hace la escuela?>>. Tranquilícese, haciendo trabajar a sus hijos no reduciremos su capital de inquietud materna.

Esto es lo que hay, si a alguien le sirve para pensar, mejor que mejor.

La cita está está extraída del libro que estoy terminando de leer: Mal de escuela, de Daniel Pennac. No tiene desperdicio.

Y para colmo, en la Blackberry es casi imposible escribir un sms correcto (ortográficamente) sin invertir unos 2-3 minutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s